Que es un Filamento para Impresora 3D?

Updated on 11 julio, 2018 in Silhouette Alta
0 on 11 julio, 2018

Existen distintas técnicas de impresión 3D según los tipos de filamentos. A continuación presentamos las características, propiedades, aplicaciones, beneficios y desventajas de cada uno de estos según su utilización.

ABS (Acrilonitrilo butadieno estireno)

Es uno de los más comunes entre los filamentos para la impresión en tercera dimensión. Se trata de un plástico de gran dureza, resistencia a altas temperaturas pero a la vez con tiene algo de flexibilidad y de suavidad. Es el más recomendable cuando se quieren producir objetos duraderos y fuertes. En general se utiliza para la fabricación de piezas de la industria automotriz, carcasas de dispositivos y aparatos electrónicos, aparatos electrodomésticos, algunos tipos de tubos, cascos, juguetes como los famosos LEGO, instrumentos musicales, entre otros.

El proceso de impresión con filamentos ABS se debe realizar en una base caliente para tener mayor estabilidad, puesto que este plástico se puede deformar al enfriarse. Igualmente se recomienda que la impresión se lleve a cabo en un lugar donde circule el aire libremente ya que se pueden generar gases nocivos para la salud.

Entre sus ventajas podemos describir: Es un material ligero y flexible a pesar de su dureza, es uno de los más baratos en el mercado actual, es más resistente que otros a los golpes o impactos fuertes, y soporta altas temperaturas. Su mayor desventaja es que un plástico hecho de petróleo y no biodegradable y puede ser nocivo para los humanos sino se utiliza en un sitio con ventilación.

PLA (Ácido poliláctico)

Es junto al ABS uno de los más usados para la impresión 3D. Pero a diferencia de aquel, el PLA está formado a partir de materiales orgánicos como caña de azúcar y almidón de maíz, principalmente entre otros. Se trabaja con una temperatura de fusión inferior con respecto al ABS lo que deriva en que las impresiones se puedan realizar a mayor velocidad, y además es un material más estable al momento de imprimir. Es ideal para producir objetos de texturas más suaves y por ello es muy utilizado para elementos decorativos, maquetas, y también en la creación de envases para alimentos, utensilios de material desechable, artículos de higiene personal e insumos quirúrgicos, entre otros.

La principal ventaja del filamento de PLA es que se obtiene de recursos naturales renovables y esto lo hace biodegradable e inofensivo para la salud de las personas y del medio ambiente. Además es reciclable, tiene menores probabilidades de deformarse en relación con el ABS y es más sencillo de usar.

PET (Tereftalato de polietileno)

Es otro material relativamente popular utilizado en las impresoras 3D. Es un plástico muy estable, se trata de un poliéster. Posee una mayor durabilidad y resistencia ante los impactos fuertes que el ABS y el PLA, se presta para una gama más amplia de usos y es totalmente reciclable. Se caracteriza por su aspecto incoloro y traslúcido, aunque cuando se somete a grandes cambios de temperatura, bien sea frío o calor, el PTE tiene a cambiar su apariencia cristalina. Es generalmente usado para botellas y otros tipos de envases, y para recubrir piezas que requieran resistencia a los golpes.

Como beneficios principales este filamento tiene su aspecto transparente, que se conserva incluso cuando es de color, lo que resulta ideal para su empleo en muchos productos. Es más resistente a la corrosión, a las sustancias químicas, a los impactos fuertes y a los ácidos. El PTE también es impermeable, es más flexible que el ABS y el PLA y se puede utilizar en microondas.

HIPS (Poliestireno de alto impacto)

Es un polímero, que tiene mucho en común con el ABS, y que tiene una resistencia muy alta a los impactos fuertes. Con frecuencia es utilizado en la producción de envases para alimentos, para la fabricación de materiales de cocina, para fabricar zapatos, juguetes, entre otros tipos de artículos variados. A pesar de sus similitudes, el HIPS no necesita de una cama de alta temperatura para su uso en la impresión 3D.

Como las ventajas esenciales en el uso del HIPS para imprimir en tercera dimensión podemos resaltar su excelente estabilidad térmica y resistencia a muy bajas o altas temperaturas, su uso no genera gases nocivos para la salud, es resistente al agua, a los ácidos e igualmente es reciclable.

NYLON (Poliamida)

El nylon es un polímero sintético que aunque es muy popular en otras aplicaciones industriales no lo es tanto en la impresión 3D. Sin embargo, este filamento resulta de utilidad en muchos casos debido a que es un material muy ligero y flexible pero igualmente fuerte. Se emplea normalmente para la impresión de modelos, para piezas de máquinas y herramientas mecánicas entre otros productos, aunque es más complejo para trabajar en la impresión 3D que los otros filamentos, sobre todo porque con este es más difícil controlar la precisión y las formas de las piezas.

Dentro de sus posibles beneficios se pueden destacar su flexibilidad y durabilidad, que incluso supera al ABS y al PLA, y la posibilidad que tiene de ser reciclado y reutilizado. No obstante, durante su uso y sometimiento a altas temperaturas puede emitir gases tóxicos y tiende a absorber la humedad.

También existe una variación denominada Nylon X. Se trata de un filamento de Nylon reforzado por la suma de fibras de micro carbono, que lo hace todavía más resistente a los fuertes impactos, más duro, más estable y menos expuesto a deformaciones con respecto al nylon convencional.

El NylonX es un filamento diseñado por ingenieros, que combina la durabilidad del nylon con la dureza del carbono. La mejor parte es que la fibra de carbono añade estabilidad y rigidez, por lo que las partes son mucho menos propensas a deformarse que con el nylon estándar.

PVA (Alcohol de polivinilo)

Este filamento está hecho de un polímero plástico que es soluble en agua y tiene una gran capacidad y facilidad para adherirse a otros tipos de plástico. Se utiliza básicamente para crear piezas de soporte para productos fabricados en ABS y PLA, dando apoyo a la impresión en 3D con estos materiales.

Su principal ventaja es la facilidad de disolverse y unirse a otros materiales para dar paso a nuevas formas, sin embargo, debe ser utilizado por personas que dominen los fundamentos básicos de la impresión 3D, pues su uso resulta más complicado.

Cada uno de estos filamentos posee propiedades particulares que permitirán responder satisfactoriamente a las necesidades de cada empresa, marca o usuario. Sin duda, la impresión 3D es una tecnología con un futuro promisorio que se expande a pasos agigantados y cobra cada vez más espacios y relevancia en nuestra vida cotidiana.

 
  • Liked by
Reply